¿SUSTITUTOS SANOS DEL AZÚCAR?

Fructosa, jarabe de agave, azúcar moreno y panela ¿saludables?

La mayoría de las personas consume este tipo de endulzantes como reemplazo a la azúcar refinada. ¿Es correcta esta decisión? 

POR ANDREÍNA PEREZ Y PAOLA PROCELL   FOTOS:SHUTTERSTOCK


Malas noticias: La fructosa, jarabe de arce, de agave, de arroz, melaza, azúcar moreno integral, panela, incluida la miel –adulterada para conseguir esa consistencia tan suave–, son azúcares. Y como hemos visto, el exceso de azúcar es malo para nuestro organismo sobretodo por el patrón de vida saludable que incluye el sedentarismo. En La Cocina Sana queremos explicarte en qué consiste cada uno y como afecta a nuestro cuerpo, por eso insistimos en reeducar tu paladar para limitar el uso de endulzantes sea el tipo que sea. Nos será más fácil disfrutar del verdadero sabor de la comida real y potenciaremos el sabor las recetas y tus comidas sanas. 

Explicar que este tipo de endulzantes no son tan saludables como parecen resulta díficil de entender. Nuestra mente es capaz de aceptar muchas teorías para poder seguir comiendo alimentos endulzados como si fuera barra libre. La bioquímica de nuestro cuerpo no entiende de etiquetas, sino traduce el impacto de los azúcares en fabricación de insulina apartir del indice glucémico. Si bien estos alimentos pueden gozar de un IG (índice glucémico menor) no es suficiente para considerarlos mejor. Vayamos uno a uno: 


LA FRUCTOSA ¿ES SANA?

La fructosa en su forma natural, es decir, en la fruta, no es malo. Quitarle la fibra y usar la fructosa aislada como endulzante, sí. Se ha comprobado que un exceso fructosa en el organismo es dañiño mientras consumida en su fuente natural no. Nuestro cuerpo utiliza el azúcar normal como energía para las células, mientras que la fructosa es almacenada directamente en el hígado como grasa. Es decir a nuestro cuerpo le resulta más díficil deshacerse de la fructosa, es preferible que uses azúcar normal en tus recetas. La vía metabólica de este monosácarido en su versión libre es mucho peor que a vía de la glucosa. Consumir en excesos suplementos, zumos, de forma continua puede generar problemas hepáticos.

JARABE DE AGAVE ¿SALUDABLE?

Sin duda una de las peores opciones como edulcorante, además se vende como si fuera si protegiera la salud. Algunos incluso llegan a catalogarlo como un producto de índice glucémico bajo, pero esto no es cierto del todo. El índice glucémico (IG) es más bajo que el azúcar, pero en realidad no es recomendable aún para personas diabéticas. Aunque la planta de agave ha sido usada durante mucho tiempo como un recurso medicinal en México, y solo por mencionar que es extraído de esta planta podemos pensar que es mucho más saludable que el azúcar, sin embargo, el proceso para obtener el sirope, desdobla las moléculas de fructano y las transforma en ¡fructosa! El resultado es un líquido que ha perdido todas sus propiedades saludables y que se ha convertido en 85% fructosa. Y ya hemos visto por qué la fructosa es peor que la propia azúcar. Un producto refinado que se vende bajo eslóganes falsos

AZÚCAR MORENO, PANELA, MASCABABO... SON AZÚCARES, NI MÁS SANOS NI MEJORES.

La diferencia de nutrientes entre el azúcar blanco refinado y el azúcar integral sin refinar ES MÍNIMO. Son tan pequeñas las diferencias nutritivas que no podemos considerarlo mejor. Esta explicación no convence a todos aquellos que han elegido endulzar sus platos con estos tipo de azúcares por considerarlo alternativas saludables y mejores. El valor nutricional en hidratos de carbono corresponde a 97,3 g versus a los 100 g de azúcar común. Contiene hierro y calcio, en cantidades tan despreciables que tendríamos que tomar toneladas de este azúcar para percibir sus beneficios. La Organización Mundial de la Salud, recomienda no ingerir más 10% de azúcares de la ingesta calórica total y esto incluye este tipo de azúcares.


RECOMENDACIONES DE LA COCINA SANA

Desde La Cocina Sana nuestra recomendación siempre será... mejor cuantos menos edulcorantes utilicemos. Estar pendiente del origen y procesamiento de nuestros alimentos, optar por las frutas frescas y enteras como postre, ya que sus niveles de glucosa y fructosa son mejores para nuestro organismo y, por supuesto, estamos inculcando hábitos alimenticios saludables. El jarabe de arce, sirope de agave, fructosa, panelas de papelón, jarabe de remolacha, etc., no importa que tan natural suene, los endulcorantes en exceso y más si han sido refinados, causan los mismos estragos que el azúcar blanco. Nuestro cuerpo no está diseñado para tolerar la inmensa cantidad de azúcares que consumimos y mucho menos con la poca actividad física que tenemos hoy en día. Saltarse la dieta de vez en cuando y preparar un postre no es peligroso, pero trata de usar cantidades bajas de cualquier endulzante, y reeducar a tu paladar. Si quieres saber cómo endulzar ahora tus comidas, este post te puede interesar.


📝  Y tú, ¿eres de los que cree que el jarabe de agave, el azúcar mascababo, azúcar integral son más sanos?  TE ESPERO EN MI INSTAGRAM @paola_lacocinasana Y FACEBOOK PARA QUE COMPARTAS TUS RECETAS CON EL HASHTAG #lacocinasana

Suscríbete para estar al día con las recetas y noticias de La Cocina Sana

QUIÉNES SOMOS

EN LAS REDES

AVISO LEGAL
lacocinasana.com es una marca registrada
© 2019 LA COCINA SANA ™
LICENCIA
CONTACTO
DISEÑO: RED COBOT