CUESTIONAR LO QUE LEEMOS

¿Cómo saber si un estudio de salud o nutrición es fiable?

La web está llena de información. Ciento y miles de afirmaciones que circulan sin ningún tipo de respaldo. Cualquiera puede afirmar y negar algo sin que sea verdad.

POR ANDREÍNA PEREZ   FOTOS:SHUTTERSTOCK


¿Sabes distinguir entre una información veraz y una noticia viral?. Cada día se suben miles de noticias a internet y no por eso certifica su autenticidad. En nutrición existen estudios que depende como se miren dan razón a unos y a otros. Hoy en La Cocina Sana entramos en un tema complejo. Incluso para nosotros, como divulgadores que somos queremos ofrecer el mejor criterio, como también queremos que nuestros lectores se cuestionen lo que leen. Los estudios científicos no siempre son blindados o libres de manipulación. Creer cierta información únicamente porque dicen que hay un estudio que la respalda, es como ver un paisaje a través de un agujero en la pared.
Por eso hoy te daremos algunas pautas para comprobar si un estudio, investigación o fuente de información es fiable. Entre lo más destacable están:

¿QUIÉN FINANCIA EL ESTUDIO?
Dime quien te financia y te diré qué promocionas. Es muy difícil obtener transparencia en una investigación si quienes te dan el dinero para hacerla te presionan para sacar los resultados que ellos quieren. Mucho menos para publicar la información completa. ¿Sabías que muchos estudios nutricionales son financiados por Coca-Cola, Kellogg’s y muchas industrias de alimentos procesados?

¿QUÉ TAN PRECISA ES LA MUESTRA DE LA POBLACIÓN?
La muestra es subgrupo de individuos extraídos ALEATORIAMENTE de la población. Si hay varias poblaciones a ser estudiadas en el estudio, también se tomaran varias muestras. Tomando eso en cuenta dicha muestra tiene que ser un reflejo (lo más exacto posible) en menor escala de la población. Por ejemplo si la población se compone de 52% hombres 48% mujeres, los porcentajes han de ser similares en la muestra: 53-47/51-49/50-50.
Muchos estudios que desean manipular la información suelen tomar muestras NO aleatorias, para obtener los resultados deseados. Por ejemplo escogiendo los individuos más sanos, o más enfermos según lo que se quiera probar. Más jóvenes o más viejos, Más obesos o delgados, etc. 
Por otra parte TAMPOCO se puede tomar como base, un caso entre millones, donde las estadísticas de un solo individuo van en contra de la mayoría. Las excepciones no son fuente confiable de información.

¿HAY GRUPOS DE CONTROL?
Normalmente en estudios confiables y robustos, hay grupos de control intentando descartar que los resultados obtenidos no sean meras casualidades. Es decir se somete a otra muestra de población a las mismas condiciones, variando solamente los factores que son objeto de estudio.
Por ejemplo: si se estudian los efectos de la vitamina C en pacientes con cáncer. Una muestra recibiría tratamiento con vitamina C en cierta dosis, mientras que los grupos de control se someterían (según el presupuesto y las posibilidades) a diferentes tratamientos tales como: placebos, dosis más fuertes, dosis más bajas, o a ningún tratamiento.
Si no hay grupos de control, probablemente los resultados obtenidos no son muy confiables.

¿SE HA PUBLICADO TODA LA DATA
O SE TRATA DE UN CHERRY PICKING?
Escoger data a la medida de las conveniencias del investigador o los financistas, es otra forma de hacer que una investigación pierda fiabilidad.Quizá el estudio más famoso en manipular información al esconder datos ha sido el de Ancel Keys, sobre las grasas saturadas relacionadas con la mortalidad coronaria. Gracias a él nuestros médicos de cabecera recomiendan disminuir nuestro colesterol, a pesar de toda la evidencia en contra.
Pero si alguien se hubiera molestado en esa época en revisar el diseño original del estudio. Hubiera encontrado que los 7 países mostrados en la publicación, eran solo una parte del muestreo. Originalmente eran 22 países, pero los datos obtenidos en los 15 países restantes debatían su teoría, así que fueron descartados.

OTRAS FUENTES, INTERNET Y “EL BOCA A BOCA”
Sin duda lo que más daño ha hecho es la información que navega sin restricción por la web y famoso “boca a boca”. Consejos bienintencionados que sobreviven mejor que una cucaracha en la guerra. Llevamos años asumiendo mitos y falsas creencias, comentarios que hemos llegado a creer muchos de nosotros sin ningún estudio detrás y repetimos como dogmas, la fruta en la noche engorda es un ejemplo de ello. 
Pero, y ¿qué pasa si lo leo en internet sin ninguna fuente? En este caso, como nosotros, te invitamos a seguir investigando, que contrastes información. Internet es tan infinito que por suerte, puedes encontrar fuentes fiables. 


EN RESUMEN
La industria tiene poderosos motivos económicos para financiar estudios para vender sus productos.  Por otra parte, muchos divulgadores de información utilizan técnicas cuestionables para generar más tráfico para obtener más lectores y visitas. Incluso dando una vuelta de tuerca y (des)informando de lo perjudicial de algunos nutrientes. 

  • DESCONFÍA CUANDO LEAS TITULARES PROMETEDORES sobre un una bebida alcohólica con validez científica.  
  • DESCONFÍA DE TITULARES CONTUDENTES EN MEDIOS POCOS CONOCIDOS. Incluso en titulares como nutrientes perjudiciales a la salud. 

En pleno siglo XXI las millones de noticias circulan por internet y parece ser que tenemos menos criterio. Por eso, desde La Cocina Sana, te invitamos a cuestionar todo lo que leas y a investigar más allá de una sola fuente.


📝  ¿Qué te ha parecido?  TE ESPERO EN MI INSTAGRAM @paola_lacocinasana Y FACEBOOK PARA QUE COMPARTAS TUS RECETAS CON EL HASHTAG #lacocinasana
LO MÁS VISTO
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Suscríbete para estar al día con las recetas y noticias de La Cocina Sana

QUIÉNES SOMOS

EN LAS REDES

AVISO LEGAL
lacocinasana.com es un marca registrada
© 2018 LA COCINA SANA
LICENCIA
CONTACTO
DISEÑO: RED COBOT