Pan artesano con harina de espelta integral

Pan artesano con harina de espelta integral

RINDE: 1 BARRA DE PAN
PREPARACIÓN: 10 minutos
TIEMPO TOTAL: 240 minutos
AZÚCARES AÑADIDOS: 0%
DIFICULTAD: Fácil
RESUMEN PASOS: MEZCLAR INGREDIENTES + REPOSO + VERTER MOLDE + REPOSO + HORNEAR
INGREDIENTES
  • 3 tazas de harina de espelta integral
  • 1 taza y media de agua templada
  • El jugo (media taza aprox.) de una naranja
  • 20 g de levadura fresca o un sobre de levadura de panadería
  • Semillas de girasol -indispensable-
  • Copos de avena para decorar
  • 10 g de (una cucharadita) sal
PREPARACIÓN
  1. Mezcla la levadura fresca con el agua templada y añade al resto de los ingredientes. Integra bien. Si usas levadura de panadería no hace falta diluir en el agua antes.
  2. Deja levar una hora y media tapada con un paño en un lugar cálido donde no haya corriente. Comprueba la textura de la masa para que no quede muy pegajosa (mira la foto inferior para comprar que sea la misma textura). Si ves la masa muy líquida añade, poco a poco más harina. Si por el contrario, es más compacta, añade más agua de manera gradual.
  3. Vierte en un molde alargado, previamente engrasado,  y decora con semillas de girasol y copos de avena.
  4. Deja levar una vez más con un paño media hora más o que duplique su volumen.
  5. Precalienta el horno 20 min antes a 200 ºC.
  6. Hornea entre 30-40 minutos, pon calor arriba y abajo a 200-220 ºC (depende de tu horno) Desmolda y deja enfriar en una rejilla, muy importante, para evitar que quede apelmazado o de una textura viscosa.
TU PRIMER PAN SALUDABLE, ¡SUPERSENCILLO!
COCINA:
Autor Paola Procell
Paola Procell

TU PRIMER PAN SALUDABLE, ¡SUPERSENCILLO!

A casi todos nos gusta comer pan y encontrar una buena opción saludable es complicado. Aunque la nueva ley de etiquetado español sobre pan obligue a etiquetar 100% pan integral solamente si lo es, muchos de ellos tienen conservantes y aditivos en su elaboración.

Te recomiendo que aprendas a leer etiquetas. Son pocos los que están elaborados con el grano entero del trigo. Si vives fuera de España, este problema se intensifica. Parece que comprar con el panadero del vecindario podría asegurarnos de una buena rebanada saludable, podría ser, pero muchos panes "artesanales" los que venden en la panadería tampoco han visto la harina integral en sus ingredientes. Si quieres confiar, confía en tí. Aprende hacer pan.

Existe la idea de qué hacer pan es laborioso y difícil. Y aunque hay niveles más complicados de alcanzar, la realidad es puedes hacer tus propios panes de manera más sencilla de lo que crees. Esta receta no tiene amasado por lo que resulta facilísimo lograr buenos resultados.

Solo necesitas tiempo y paciencia para dejar levar dos veces. La textura de la masa es chiclosa pero tendría que despegarse bien, si no fuera así, añade un poco más de harina o más frutos secos que absorben la humedad. Es el pan más sencillo que he probado.

Si en tu país, México, Argentina... no puedes encontrar harina de espelta usa harina de trigo integral. Asegúrate de que es harina integral, muchas harinas son refinadas y les añaden el salvado después.

Si no tienes levadura fresca usa un sobre de levadura seca. El agua puedes cambiarla por suero del yogur que te sobró al hacer el yogur seco. También es buena idea congelar rebanadas y solo con un simple tostado tendrás pan recién hecho en tu desayuno. ¡Súper rico!

¿POR QUÉ HARINA DE ESPELTA INTEGRAL?

Aunque con esta receta puedes usar cualquier otra harina como la de trigo integral o bien la harina de centeno integral, recomiendo la harina de espelta porque su sabor es más suave, por tener un poco de menos fibra que el trigo.

La espelta (Triticum spelta) primo hermano del trigo (Triticum aestivum) también tiene gluten, en menor cantidad que el trigo, por lo cual si eres celíaco sabrás que NO puedes consumirlo. Las diferencias organolépticas y nutricionales son muy escasas, la espelta tiene un poco más de vitaminas B1 y B3,  y también minerales y más proteínas que el trigo, pero son matices.

Me gusta mucho la espelta porque su textura gruesa propia de una harina integral es mejor que la harina de trigo que resulta más terrosa. A los primerizos que consumen harina refinada de manera habitual no les apasionan los panes integrales por el aporte de fibra que tienen, siendo más densos y más saciantes.

Por eso, es una buena apuesta usar esta harina. El sabor de la espelta es suave para ser integral y funciona muy bien con masa madre, responde perfectamente con fermentaciones cortas  y su color crema tostado hace lucir al pan muy apetecible. Se puede usar sola o con la combinación de varias harinas, los resultados son sorprendentes. Para hacer bizcochos sanos y saludables con frutas como el bizcocho de manzana con harina de espelta integral es un acierto seguro.

LO MÁS VISTO
calculadora metabólica basal
Meriendas sanas
No te pierdas ninguna receta ¡suscríbete!
Suscríbete y descarga GRATIS el ebook "recetas al estilo La Cocina Sana"
club cocina sana