LA CLAVE: ENFRÍAR

Aprende a preparar almidón resiste de patata paso a paso.

Alimenta tu microbiota, mejora tu salud intestinal y la sensibilidad a la insulina con esta receta.
¿Cómo hacer almidón resistente?

¿Cómo hacer almidón resistente?


  • RINDE:
    4 RACIONES
  • PREPARACIÓN:

    1 HORA

  • TIEMPO TOTAL:

    24 HORAS

  • AZÚCARES AÑADIDOS:
  • DIFICULTAD:
    FÁCIL

RESUMEN PASOS: HORNEAR PATATAS + PELARLAS + ENFRIAR

  • INGREDIENTES
    • 500 g de patata
    PREPARACIÓN
    1. Precalienta el horno por 15 minutos.
    2. Lava muy bien las patatas, sin quitar la piel, colócalas en una bandeja y hornea a 200°C por una hora o hasta que las patatas queden bien cocidas, pero firmes, sin que se deshagan.
    3. Saca del horno, deje enfrías un poco y quita la piel de las patatas.
    4. Guárdalas en un envase hermético y llévalas a la nevera un mínimo de 24 horas. Este último paso transformará el almidón de las patatas en almidón resistente.

    CONSEJO: al comer las patatas no las calientes en exceso, debes comerlas templadas, de otro modo el almidón volvería a su estado normal, y todo el proceso de transformación se perdería.
comida saludable
COCINA Y FOTOS:

RECETA DE ALMIDÓN RESISTENTE Y POR QUÉ PUEDES COMERLA ESTANDO A DIETA

¿Qué es el almidón resistente?

Básicamente el almidón resistente o AR es aquel que se resiste a digerirse. ¿Cuál es la razón? Nuestro organismo no tiene las enzimas necesarias para digerirlo ni de absorberlo, ya que se mantiene íntegro a lo largo del tracto intestinal, sin embargo, la microbiota si lo aprovecha. 

¿Qué beneficios tiene consumir almidón resistente?

Son muchos los beneficios de comer almidón resistente, uno de ellos es que mejora o baja la respuesta de la insulina en sangre, manteniendo los niveles de azúcar y haciendo más difícil la acumulación de grasa. La absorción de minerales como el calcio, zinc o magnesio mejora. Además, se trata de un alimento probiótico que beneficia la salud intestinal, el tránsito, e incluso reduce el pH intestinal y con ello mejora la salud del colon. 

¿Cuáles son las mejores fuentes de almidón resistente?

Además de las patatas, otros tubérculos como la batata (camote) y yuca son excelentes alternativas para preparar tu propio almidón resistente. Los plátanos machos verdes, el arroz blanco de grano largo, e incluso el mango y la papaya verde, muy importante que estén verdes, pueden servir para preparar este almidón para alimentar a tu ecosistema microbiano. Si quieres ver cómo puedes comerlo, mira esta ensalada hecha con patata resistente. ¡Una receta deliciosa! 

Disfruta de La Cocina Sana. Más recetas exclusivas en el CLUB COCINA SANA.

TE ESPERO EN MI REDES SOCIALES PARA QUE COMPARTAS LA RECETA CON EL HASHTAG #lacocinasana
Te puede interesar
No te pierdas ninguna receta ¡suscríbete!

Suscríbete para estar al día con las recetas y noticias de La Cocina Sana

QUIÉNES SOMOS

EN LAS REDES

AVISO LEGAL
lacocinasana.com es una marca registrada
© 2021 LA COCINA SANA ™
LICENCIA
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
DISEÑO: RED COBOT