Descubre todos los secretos para cocinar con tu horno

Aprende a usarlo bien

Descubre todos los secretos para cocinar con tu horno

¿Quieres sacarle más partido? Haz de tu horno tu mano derecha. Aquí tienes 5 claves para saber usarlo mejor:

Los hornos pueden ser grandes aliados en la cocina o un enemigo al que no quieras ni acercarte. Todo depende del éxito o la cantidad de desastres que hayas cosechado en cada caso. Pero como todo, los hornos también tienen truco y muchas veces el resultado no depende tanto de tus dotes de cocinero como del estado de este socorrido electrodoméstico. 

La altura del horno

Si pones la bandeja muy arriba se quema por fuera antes de hacerse por dentro, si lo pones muy abajo, pasa al contrario. ¿A qué altura la pongo? Pues depende del plato que estés cocinando, claro. 

  • Los bizcochos y magdalenas, mejor en la segunda raruna y a una temperatura de 170 ºC. 
  • Las pastas y galletas en la tercera altura a 130 ºC.
  • El pan, que tanto se cocina ahora en casa, colócalo en la tercera altura a una temperatura de unos 200 ºC.
  • Para asar carne usa un recipiente cerrado y colócalo sobre la rejilla a unos 200 ºC. En cambio, si vas a asar pescado, usa la bandeja metálica plana a un altura intermedia y con una temperatura de 180 ºC.
  • Las pizzas quedan mejor si las horneas a 200 ºC sobre la parrilla a una altura intermedia.

¿Tus platos no se hacen igual por todos lados?

Seguramente se deba a que tu horno no calienta igual por todas partes. En ese caso, merece la pena averiguar sus puntos calientes y cuál es su temperatura real. De esta manera nos aseguraremos de que programamos el horno a la temperatura que realmente indica la receta que estemos siguiendo y así sabremos que nuestro asado o nuestro dulce nos va a quedar perfecto siempre.

¿CÓMO SE HACE? Pues tienes que hacerte con un termómetro, encender tu horno e ir tomando la temperatura en distintas zonas. No son demasiado caros y se pueden colocar tanto con un gancho como con un pie sobre el fondo del horno.

Los resultados que obtengas te indicarán si tu horno calienta de manera uniforme por todas partes o si hay zonas que no alcanzan la temperatura que indica el termostato. En cambio, si se calienta por igual en todas partes pero no llega o sobrepasa la temperatura que marcamos, tendrás que ajustarlo por encima o por debajo hasta que la alcances. Sin embargo, lo habitual es que los hornos calienten más de lo que indican así que normalmente tendrás que ajustar a la baja.

¿Has detectado puntos calientes? En ese caso tienes dos opciones: girar las bandejas y recipientes a media cocción para asegurarte de que todas las partes reciben el mismo calor durante el cocinado o ponerte en contacto con un técnico que solucione el problema. Quizá sea cuestión de resetear la parte electrónica del horno o puede que ya haya llegado la hora de cambiar tu viejo horno por uno más moderno.

LO MÁS VISTO
calculadora metabólica basal
Meriendas sanas
No te pierdas ninguna receta ¡suscríbete!
Suscríbete y descarga GRATIS el ebook "recetas al estilo La Cocina Sana"
club cocina sana