baja de peso sin dietas
Qué es la diabetes y cómo prevenirla con una buena alimentación

TE LO EXPLICAMOS

Qué es la diabetes y cómo prevenirla con una buena alimentación

La diabetes tiene cada vez una mayor incidencia en España

De hecho, desde 2019 el número de personas con diabetes ha ascendido un 42% y actualmente la padece un 14,8% de la población, la tasa más alta en toda Europa, tanto que ya existen seguros para diabéticos

Hay algunos tipos de diabetes que tienen un origen genético pero, el más común, la diabetes tipo 2 es fácilmente evitable con una buena alimentación. Para prevenir la diabetes primero debemos saber qué la causa.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una alteración de la función metabólica que hace que los niveles de azúcar en sangre no se regulen por si mismos. Se trata de una enfermedad crónica que puede desencadenar otros muchos problemas de salud en ojos, riñones, sistema nervioso, piel, corazón... Y es que la diabetes hace que al digerir los alimentos prácticamente todos se conviertan en glucosa, o lo que es lo mismo, en azúcar.

Esto se debe a un mal funcionamiento del páncreas, que no produce suficiente insulina, una sustancia que transforma ese azúcar en energía. No hay manera de curar la diabetes pero sí que se pueden controlar sus efectos dañinos para el organismo introduciendo insulina de forma externa. 

Existen varios tipos distintos de diabetes. La tipo 1 es poco frecuente (entre el 5 y el 10%). Se suele diagnosticar en la infancia porque los síntomas se dejan ver enseguida. No hay manera de prevenir la diabetes tipo1. En cambio, la diabetes tipo 2 sí que se puede prevenir. 

¿Cómo se previene la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2, como decíamos, sí que se puede prevenir tomando algunas medidas de salud básicas que también nos ayudarán a evitar otras enfermedades cardiovasculares.

  • Cuidando la alimentación. Si evitamos picos de glucosa en sangre será más fácil que consigamos pasar sin desarrollar una diabetes. Esto no significa que no podamos comer dulces sino que tenemos que hacerlo de tarde en tarde. Para ello, también resultará útil tomar arroz, pan y pasta integrales, incluir siempre fruta y verdura en cada comida y consumir proteínas en su justa medida.
  • Manteniendo un peso saludable. La obesidad y el sobrepeso son también causas directas de la diabetes tipo 2. El primer punto también nos ayudará a mantener un peso saludable.
  • Ejercicio físico. La realización de ejercicio físico, aunque sea moderado, también ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre ya que hace que el metabolismo funcione correctamente y además de que nos mantiene en buena forma y nos ayuda a cuidar de nuestros músculos y nuestro corazón.
  • Descanso adecuado y suficiente. Muchos de nuestros problemas de salud se derivan del ritmo de vida tan ajetreado que llevamos. Dormir entre 7 y 8 horas al día y mantener el estrés a ralla es esencial tanto en la prevención de la diabetes tipo 2 como en otras muchas enfermedades.

Otros tipos de diabetes

Además de la diabetes tipo 1 y tipo 2 hay otros tipos de diabetes. La gestacional, por ejemplo, es la que se da en embarazadas que previamente no tenían esta condición. Suele desaparecer tras el parto pero, no obstante, se ha observado que estas mujeres tienen mayor probabilidad de desarrollar una diabetes tipo 2 más adelante. Por otro lado, los bebés también tienen más tendencia a sufrir complicaciones de salud y a padecer obesidad de adultos. La buena noticia es que este tipo de diabetes, al igual que la de tipo 2, se puede prevenir prestando una especial atención a lo que ingerimos durante esta etapa de la vida.

También existe otro tipo de diabetes, o mejor dicho, de prediabetes. Es el estadio previo a desarrollar una diabetes de tipo 2 y es alarmante ver como el número de niños que la sufren no hace más que aumentar en el mundo desarrollado. Con un cambio de estilo de vida se puede prevenir la aparición definitiva de la diabetes tipo 2.

¿Qué complicaciones a largo plazo tiene la diabetes?

Vivir con diabetes hoy es más fácil que hace unos años porque cada vez hay más servicios específicos para las personas que sufren esta enfermedad crónica. Sin embargo, hay ciertos riesgos y complicaciones de padecer diabetes a largo plazo. Algunos de los más importantes son:

  • Problemas visuales incluso pudiendo llegar a la ceguera.
  • Desarrollo de úlceras e infecciones en la piel.
  • Aumento de la presión arterial y de los niveles de colesterol en sangre con todo lo que ello implica (mayor probabilidad de infarto, ictus...).
  • Dolor, hormigueo, pérdida de sensibilidad...
  • Mayor riesgo de colapso en los riñones.
  • Propensión a sufrir afecciones de tipo mental como la depresión pero también demencia.
  • Problemas reproductivos tanto en hombres como en mujeres.
LO MÁS VISTO
VÍDEO RECETAS
calculadora metabólica basal
Meriendas sanas
No te pierdas ninguna receta ¡suscríbete!
Suscríbete y descarga GRATIS el ebook "recetas al estilo La Cocina Sana"
club cocina sana