Ensalada probiótica con patata resistente

Ensalada probiótica con patata resistente

RINDE: 4 raciones
PREPARACIÓN: 5 minutos
TIEMPO TOTAL: 10 minutos
AZÚCARES AÑADIDOS: 0%
DIFICULTAD: Fácil
RESUMEN PASOS: cortar verduras + aliñar
INGREDIENTES
  • 4 patatas pequeñas cocinadas (24 horas en la nevera)
  • 1 manojo de rábanos
  • 1 aguacate maduro
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de manzana (al gusto)
  • Perejil troceado fresco
  • Sal
PREPARACIÓN
  1. Corta las patatas cocidas. Las patatas deben haber sido transformadas en almidón resistente, es decir, las patatas deben estar cocidas desde el día anterior, y guardadas en frío en la nevera durante al menos 24 horas. Aprende a preparar el almidón resistente. Corta las patatas en trozos pequeños, no las calientes, debes consumirlas templadas, por lo que es perfecta para los días de calor.
  2. Corta los demás ingredientes en trozos similares y coloca todo en una fuente. 
  3. Sazona tu ensalada con el aceite de oliva, sal y suficiente perejil cortado. 

CONSEJO: Esta ensalada es perfecta para llevar a un picnic, un día de playa o de salida al aire libre, incluso para la oficina. Lo importante es no calentarla, mantenerla fresca y cortar el aguacate poco antes de comerla para evitar que se oscurezca.

RECETA ENSALADA FRÍA CON PATATA RESISTENTE
COCINA:
Autor Paola Procell
Paola Procell

RECETA ENSALADA FRÍA CON PATATA RESISTENTE

¿Puede prepararse con patatas recién cocidas?

Si, puedes prepararla con patatas recién cocidas, pero no tendrías los beneficios del almidón resistente, no sería una ensalada probiótica, y tampoco sería una ensalada fresca ideal para el verano, ya que las patatas no estarían templadas. Por otro lado, la practicidad de tener ya las patatas cocidas tampoco la tendrías. 

¿Qué otros ingredientes se pueden agregar?

Esta es una ensalada muy versátil a la que puedes agregar muchos otros ingredientes de tu agrado, o sustituir uno por otro. Por ejemplo, podrías agregar cilantro en lugar de perejil, o combinarlos. El aderezo podrías sustituir el vinagre por limón recién exprimido y así agregar más vitamina C en conjunto con el perejil. Incluso, un aderezo de yogur quedaría delicioso con estos ingredientes. 

¿Puedo comer hidratos de carbono si quiero ponerme a dieta?

Claro, el mayor problema que hay con el miedo a comer hidratos de carbono es la desinformación que hay alrededor de ellos. Nuestro consumo de carbohidratos proviene de ultraprocesados que son dañinos para nuestras salud. Los almidones que nos otorga la naturaleza con técnicas culinarias como esta receta nos permite disfrutar de la patata sin tener culpa. Como quiera hay que mirar el objetivo que tengas de bajada de peso y determinar cuántos carbohidratos puedes consumir al día. Esto y mucho más lo tienes en el Club Cocina Sana. Aprende a cocinar, comer mientras bajas de peso.

 

LO MÁS VISTO
calculadora metabólica basal
Meriendas sanas
No te pierdas ninguna receta ¡suscríbete!
Suscríbete y descarga GRATIS el ebook "recetas al estilo La Cocina Sana"
club cocina sana