Cómo escoger el arroz para cocinar mejor

Cómo escoger el arroz para cocinar mejor

¿Quién no ha recurrido al arroz en busca de una comida saludable, rica y rápida en un momento de apuro?
POR SONIA MURILLO

El arroz es uno de los alimentos más recurrentes en la dieta mediterránea pero está presente en elaboraciones de todas las partes del mundo. Cocinado de la manera adecuada puede ser una opción de lo más saludable pero hay que saber qué tipo de arroz elegir para que nuestras recetas queden perfectas. No es lo mismo preparar un risotto de setas, una paella valenciana o un pilaf. Por eso, hoy vamos a darte todas las pistas que necesitas para elegir el tipo de arroz que más te conviene en cada momento.

Tipos de arroces y cuál elegir en cada receta

Hay unas 10.000 variedades de arroz diferentes pero no todas ellas son igual de accesibles en todas partes. Por eso, solo vamos a hablar de los tipos más comunes y fáciles de encontrar en los supermercados. Pero, ¿sabes qué es el arroz? Se trata de la semilla de alguna de las dos variedades de una planta llamada Oryza Sativa, la índica y la japónica.

En general, podemos decir que casi todos los tipos de arroz tienen un aporte de nutrientes similar. El que presenta unas características más diferenciadoras es el arroz integral ya que, al tener el salvado, aporta una mayor cantidad de fibra y silicio. En realidad, todos los tipos de arroces pueden ser integrales ya que esto depende de la forma de procesarlo después.

Una de las formas más comunes de clasificar el arroz es por la forma de su grano:

  • Largo: los tipos de arroz largo más comunes son el Basmati, el jazmín y el Ferrini. Son los más comunes en la gastronomía india y se caracterizan por una gran cantidad de almidón por lo que dan lugar a granos firmes y sueltos después de cocinarlos.
  • Medio: los arroces de grano medio más comunes tienen algo menos de almidón que los de grano largo así que también quedan sueltos pero son más blanditos. Los tipos más conocidos son el Carnaroli y el bomba. Ideal para cocinar platos como la paella o el arroz con leche.
  • Corto: esta clase de arroces tienen mucho menos almidón por lo que suelen quedar más blandos y pegaditos al cocinarlos. El arroz Arborio o el de sushi son los más conocidos y sirven tanto para un risotto como para hacer los distintos tipos de makis y nigiris.

Clasificación por características gastrónomicas
También podemos clasificar los arroces en función de sus características gastronómicas, es decir, si aportan aromas, sabores o texturas diferentes que puedan influir en el resultado final de nuestros platos.

  • Arroces aromáticos. El arroz bomba apenas aporta sabor ni aroma pero otras variedades como el jazmín o el thai que además de en la gastronomía asiática también se utilizan para elaborar el famoso pilaf turco.
  • Glutinosos. ¿Has probado los mochi japoneses? Son unos dulces muy blanditos de colores llamativos que se elaboran con este tipo de arroz de acabado pegajoso.
  • Pigmentados. Los arroces de colores son más complicados de encontrar pero pueden ser interesantes para elaborar platos especiales y más llamativos. El más común es el arroz parbolizado o vaporizado que es amarillo porque se trata con vapor para que no se pase y siempre quede suelto. También encontramos pigmentaciones en tonos morados, rojos e incluso negros como en el caso del arroz venere.

Mención aparte merece el arroz salvaje que no es una variedad de arroz propiamente dicha ya que procede de una planta distinta y suele venderse mezclado con alguna variedad de arroz blanco. Es de origen canadiense y necesita más tiempo de cocción que otras variedades. Este tipo de arroz es ideal para ensaladas y como guarnición.

Qué arroz elegir según receta a cocinar
A continuación, te dejamos una guía rápida para elegir el tipo de arroz que más te conviene según el plato que quieras cocinar:

  • Paella: la mejor opción es el arroz bomba, necesita 3 partes de agua por cada parte de arroz.
  • Risotto: lo ideal es preparar el risotto con arroz arborio o carnaroli. No te pierdas cómo hacer el risotto de setas. Una receta para quedar siempre bien.
  • Sushi: lo vas a encontrar en el supermercado como arroz para sushi así que no tiene más complicación.
  • Guarniciones o ensaladas: en este caso puedes decantarte por arroces de grano largo como el basmati o el arroz salvaje.
  • Arroz a la cubana: un arroz redondo, corto o incluso medio, es perfecto en este caso.
  • Barritas saludables: El arroz inflado es una nueva versión de arroz que sirve comerse solo y en preparaciones como barritas energéticas, granolas caseras... Lo encuentras en el área bio y orgánicas del supermercado. También en herbolisterías.

Ahora ya lo sabes, no tendrás duda qué tipo de arroz elegir para cada tipo de receta. Te animo a variar tus preparaciones y descubrir sabores y texturas nuevas con este grano milenario que acompaña a tantas culturas.

TE ESPERO EN MI REDES SOCIALES, Y NO TE OLVIDES DE COMPARTIR LA NOTICIA
Ocio y cultura en tu ciudad
Te puede interesar
No te pierdas ninguna receta ¡suscríbete!

Suscríbete para estar al día con las recetas y noticias de La Cocina Sana

QUIÉNES SOMOS

EN LAS REDES

AVISO LEGAL
lacocinasana.com es una marca registrada
© 2021 LA COCINA SANA ™
LICENCIA
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
DISEÑO: RED COBOT