baja de peso sin dietas
¿Gases intestinales? Consejos para evitar este problema

Gases intestinales

¿Gases intestinales? Consejos para evitar este problema

Los gases intestinales son algo normal y propio del proceso digestivo, pero cuando se presentan en exceso comienzan a convertirse en una verdadera molestia. Aquí te decimos cómo acabar con ellos de una vez por todas.

Normalmente los gases intestinales se eliminan eructando, ya que a la hora de comer siempre tragamos aire e inmediatamente lo expulsamos. Así que, los eructos y las flatulencias son consecuencias comunes de la digestión. Sin embargo, cuando son excesivos y vienen acompañados de dolor, hinchazón y distensión abdominal, pueden interrumpir nuestras actividades diarias y avergonzarnos. 

Este tipo de síntomas podrían ser un indicio de reflujo u otro problema gástrico, para determinar su origen lo mejor es visitar un especialista y seguir las recomendaciones para controlar los gases intestinales. 

 ¿Qué son los gases intestinales?

Los gases intestinales siempre se encuentran en el sistema digestivo, entre ellos están: el nitrógeno, oxígeno, hidrógeno y el metano. Incluso, está presente el azufre en pocas cantidades y es el responsable del característico olor de las flatulencias. 

La producción de gases es un proceso fisiológico totalmente normal, no obstante, hay personas con trastornos intestinales, como el síndrome de colón irritable, donde estos signos digestivos se agravan produciendo dolor y distensión abdominal. 

¿Cuáles son los síntomas de los gases intestinales?

Cuando hay una producción excesiva de gases se pueden manifestar los siguientes síntomas:

Flatulencias abundantes

La ciencia ha demostrado que las personas sanas expulsan gases por el ano un aproximado de 14 a 25 veces al día. Aunque, un exceso de gases en el tubo digestivo causa la expulsión de un mayor número de flatos acompañados de un olor desagradable. 

Eructos frecuentes

Los eructos ayudan a liberar gases estomacales por la boca. El promedio de eructos en una persona sana es de 30 al día.  Algunas personas podrían experimentar un mayor número de eructos porque tragan mucho aire y lo liberan mucho antes de que llegue al estómago.  

Distensión abdominal 

Se caracteriza por una desagradable sensación de llenura e hinchazón en el abdomen. En algunos casos la distensión también viene con dolor abdominal y malestares estomacales. 

Ruidos intestinales

Los gruñidos intestinales son sonidos que se producen cuando pasan los jugos digestivos, líquidos y alimentos a través de los intestinos. También son sinónimo de hambre o de movimientos peristálticos para la expulsión de los gases acumulados en el tracto digestivo. 

Si experimentas estos signos de forma frecuente, te sugerimos acudir con tu médico de confianza. Un especialista podrá ayudarte a identificar si se trata de síntomas ocasionales de gases o si es un problema asociado a alguna enfermedad digestiva. 

¿Por qué se producen los gases intestinales?

La ingesta de aire mientras comemos es el origen principal de los gases intestinales, ya que al ingerir los alimentos entra una pequeña cantidad. Además, los alimentos suelen tener gases en su interior. 

El intestino grueso aloja una enorme cantidad de bacterias y microorganismos que conforman la microbiota, encargada de descomponer los carbohidratos y azúcares. Durante este proceso también se producen gases. 

Si ingerimos una gran cantidad de almidones, glucosa e hidratos de carbono, será difícil para los intestinos procesarlos, generándose una molesta acumulación de gases en nuestro abdomen. 

Otras causas de los gases intestinales

Los hábitos que verás a continuación, también están asociados a la acumulación de gases en el tracto intestinal ¡Atento! 

  • Masticar chicles: tener una goma de mascar en tu boca te hace tragar más aire de lo normal y puede provocar eructos y flatos. Los chicles sin azúcar contienen xilitol, un polialcohol parecido al sorbitol, que se relaciona con un aumento de gases, molestias estomacales e incluso diarrea. 

  • Bebidas carbonatadas: las burbujas de este tipo de bebida refrescan el paladar, pero se acumulan en el estómago, ocasionando hinchazón y gases incómodos.  

  • Beber de una botella: algo tan casual como beber de una botella puede hacerte tragar más aire de lo normal y darte gases inesperados. 

  • Comer demasiado rápido: si estás devorando tu comida, probablemente también estás ingiriendo mucho aire. Comer demasiado rápido causa distensión abdominal e incluso reflujo gastroesofágico. 

  • Permanecer sentado todo el día: estar sentado muchas horas al día ralentiza la digestión, aumenta el estreñimiento y las flatulencias. 

Alimentos que debes evitar para controlar los gases intestinales

Los alimentos que más gases producen se deben evitar, sobre todo aquellos que contienen fibras y carbohidratos que se fermentan en el intestino durante la digestión. Entre ellos tenemos:

  • Legumbres (habas, garbanzos, lentejas, etc.)

  • Verduras como la col, coliflor, coles de Bruselas, alcachofas, pepino, espárragos, pimientos y espinacas.

  • Cereales, en especial los integrales, avena, arroz y pan de harina integral. Es cierto que se indican para el estreñimiento, pero si sufres de gases es mejor moderar su ingesta. 

  • Hortalizas como las patatas, los rábanos y la cebolla cruda. 

  • Piña, ciruela, plátanos, manzanas, peras y uvas pasas. 

  • Disminuir el consumo de yogurt y quesos frescos. 

  • Vino tinto, bebidas gaseosas y cerveza. 

Consejos para evitar los gases intestinales 

Pon en práctica estos consejos y mejora tu salud intestinal:

  • Haz ejercicio físico al menos 30 minutos al día. Si trabajas muchas horas sentado, ponte de pie y camina cada 20 minutos. 

  • No comas, ni bebas acostado, tampoco vayas a la cama inmediatamente después de comer.

  • Come suficiente fibra para evitar el estreñimiento.

  • No fumes.

  • Mastica lentamente tus alimentos.

  • Consume 2 litros de agua al día.

  • Ingiere infusiones digestivas naturales como, por ejemplo, el té de canela o jengibre.

  • Mantén una higiene bucal adecuada.

  • No hables excesivamente mientras comes.

Si tienes distensión abdominal, con dolor aplica calor local y reclina tu cuerpo hacia adelante (rodillas apoyadas en los codos) esto ayudará a expulsar los gases fácilmente. 

Es importante resaltar que, si este y otros síntomas son persistentes, es necesario que visites a un especialista.  

 

LO MÁS VISTO
VÍDEO RECETAS
calculadora metabólica basal
Meriendas sanas
No te pierdas ninguna receta ¡suscríbete!
Suscríbete y descarga GRATIS el ebook "recetas al estilo La Cocina Sana"
batchcooking