baja de peso sin dietas
¿Cómo almacenar tus alimentos? Consejos para conservarlos y ahorrar dinero

Almacena bien tus alimentos

¿Cómo almacenar tus alimentos? Consejos para conservarlos y ahorrar dinero

¿Cansada de ver cómo tiras a la basura comida cada semana? Un correcto almacenamiento de alimentos en casa no solo evitará el despilfarro de comida, sino también contribuirá con tu bolsillo y también será un gesto contra la contaminación.

 ¿Sabías que un tercio de los desperdicios de los contenedores son de alimentos? Si seguimos con estas cifras, sabías que en España tiramos 7,7 millones de toneladas de comida cada año, o que en promedio un hogar español desecha a la semana 25,5 millones de kilos de alimentos. Si queremos dejar de ser parte del problema hay gestos sencillos y hábitos fáciles de modificar que pueden tener un gran impacto, y estos van desde el momento de comprar hasta la forma en que almacenas los alimentos. 

Desperdicio de alimentos - El origen del problema

Antes de que hablemos de cómo almacenar alimentos de forma adecuada, es importante que sepamos el origen del problema. Las cifras anteriores no son nada alentadoras, pero… ¿por qué se desperdicia tanta comida? Son muchos los factores, por ejemplo, comprar más de lo que necesitamos, no saber cómo guardar los alimentos y no tener un control sobre ellos, fechas de caducidad…

¿Ves algo en común en todos estos motivos por los que se suele tirar alimentos? Nosotros sí, la falta de planificación al momento de comprar la comida en casa y de control al guardarla. Cambiar esto será el punto de partida para ahorrar dinero e incluso tiempo.

¿Por dónde empezar?

No es un secreto el coste de la comida y cómo este sube y sube pareciera que cada día, pero es un “gasto” indispensable. Qué mejor que hacerlo de forma consciente evitando botar dinero al desperdiciar comida. ¿Cómo? Antes de ir al súper haz lo siguiente:

  • Revisa tu cocina por completo, ve qué alimentos tienes en el frigorífico y en la despensa. 

  • De acuerdo con lo que tienes en casa planifica qué comidas podrías preparar para la semana. Desayunos, comidas, cenas, snacks… No es necesario que hagas un menú, pero sí es importante que contemples recetas que te permitan utilizar lo que ya tienes.

  • Listo los dos puntos anteriores, realiza la lista de compra basada en las comidas que planificaste hacer. Y muy importante, utiliza tu lista, y no te dejes llevar por productos novedosos que veas. Evita comprar por impulso. 

Ventajas de almacenar correctamente los alimentos

Además de reducir el desperdicio de alimentos, hay muchas ventajas de almacenar bien tus alimentos. 

  • Ahorrarás dinero al evitar comprar demás y utilizar lo que ya tienes en casa.

  • Conservas mejor los alimentos frescos, alargando su vida útil.

  • Aprovechas más los nutrientes de los alimentos para mejorar su conservación.

  • Puedes comer más variado, al planificar tus comidas.

  • Ahorrarás tiempo en la cocina al tener los alimentos ya limpios, bien organizados y con ideas claras de qué vas a cocinar con lo que ya tienes.

¿Cómo almacenar alimentos?. Consejos para aplicar en casa

Ahora sí, luego de explicar la relación entre almacenar bien tus alimentos y reducir desechos es momento de hablarte de cómo hacerlo. Veamos.

Frutas

Las frutas no tienen un tiempo de vida muy largo, para almacenarlas en casa sigue estos consejos:

  • En el frigorífico:  manzanas, peras, melones, papayas estarán bien en un compartimiento del frigo, pero no en la parte más fría. Los frutos rojos (fresas, arándanos, zarzamoras…) guárdalas en la parte menos fría en bolsas plásticas con agujeros. La fruta que ya está cortada debe estar en envases herméticos y debes comerlas en un plazo de 3 a 5 días. 

  • Frutas congeladas: si te gustan los batidos, smoothies y jugos verdes puedes conservar en bolsas herméticas las porciones de cada batido. Son muchas las frutas que puedes congelar por ejemplo los frutos rojos, la piña, la papaya… Sin embargo, frutas como la manzana no es recomendable. 

  • Almacenar a temperatura ambiente: algunas frutas no se llevan bien con el frío, o simplemente no es necesario guardarlas allí a menos que estén cortadas. Entre ellas plátanos, limones, limas, mangos, mandarinas, naranjas. Es importante monitorear su estado de maduración. 

Consejo extra: para las frutas lo mejor es comprar poca cantidad e ir rotándola, su tiempo de vida varía, pero no es muy largo, aunque influirá mucho cómo las guardes y su temperatura. 

Verduras

La mayoría de las verduras pueden estar en el cajón del frigorífico, lo ideal para una mejor organización es que estén por separado en bolsas de almacenamiento reutilizables. 

  • Zanahorias: guárdalas en una bolsa con agujeros, evitarás que se pongan suaves, no se dañarán por la humedad y estarán frescas hasta por dos semanas.

  • Pimientos: envuélvelos en plástico reutilizable luego de lavarlos y de secarlos bien. Verás que pueden durar hasta 15 días.

  • Lechugas, espinacas y otras verduras de hoja verde: lávalas y sécalas muy bien, la clave de su conservación es que no quede una gota de agua. Luego envuelves en papel de servilleta dentro en una bolsa hermética y guarda en el lugar más frío del frigorífico.

  • Hierbas: cilantro, perejil, hierbabuena… son muy delicadas, así que te recomendamos ponerlas en agua, sí, como si de una maceta para el frigorífico se tratara.

  • Ajos y cebollas: pueden estar fuera del frío, juntos en una cesta o contenedor en un lugar fresco y dónde no tengan la luz directa. 

  • Patatas y boniatos: también pueden guardarse fuera del frigo, lo ideal es que sea en una bolsa de papel en un lugar fresco sin luz solar directa, pero no en la misma cesta junto a las cebollas. De este modo pueden durar en buen estado hasta por un mes.

  • Tomates: si no están totalmente maduros, los puedes mantener a temperatura ambiente, alejados del sol. Ya maduros, debe ser en el frigorífico, y tienden a durar en buen estado entre 3 a 4 días. 

Carnes y pescados

Su conservación es delicada, siempre debes respetar la cadena de frío. Lo mejor es guardarlos divididos en porciones, para solo descongelar la porción que comerás durante el día. Bien almacenadas, las carnes y pescados en bolsas plásticas selladas pueden estar en buen estado unos 3 meses. 

Pero nunca debes congelar, descongelar y volver a congelar, tampoco debes dejar descongelar sobre la mesa de la cocina. Lo ideal es sacar la porción que quieres preparar la noche anterior y dejar descongelando en la parte menos fría del frigo, cuidando de que no pueda haber derrames de jugos sobre otros alimentos frescos.

Otros alimentos:

  • Enlatados y conservas: no recomendamos mucho los enlatados, pero si los tienes en casa, siempre debes revisar la fecha de caducidad, al comprar nuevos, deja los más antiguos al frente en la despensa y los otros detrás para consumir según su fecha de caducidad.

  • Comidas preparadas: si te gusta cocinar varias porciones para tener comida preparada para la semana, lo que llaman Mealprep, es una gran idea. Solo debes saber que la comida preparada puede durar dependiendo de lo que sea entre 3 a 4 días. Por lo que te recomiendo dejar una parte abajo en el frigo, y otra congelarla bien etiquetada.

  • Pan: el pan puede durar más de lo que crees si lo conservas bien. Te recomendamos guardarlo dentro de una bolsa de papel o tela, así evitarás que tenga humedad. A temperatura ambiente puede estar entre 2 a 3 días, mientras que en el frigorífico no te lo recomendamos ya que hace que se humedezca. Lo que puedes hacer es guardarlo cortado en rebanadas en el congelador en un recipiente hermético. 

¿Listo para almacenar tus alimentos correctamente y conservarlos por más tiempo?

 

LO MÁS VISTO
VÍDEO RECETAS
calculadora metabólica basal
Meriendas sanas
No te pierdas ninguna receta ¡suscríbete!
Suscríbete y descarga GRATIS el ebook "recetas al estilo La Cocina Sana"
club cocina sana