baja de peso sin dietas
Guía completa para asar verduras con éxito

Asa verduras de forma segura

Guía completa para asar verduras con éxito

Asar alimentos es una técnica tan antigua desde que se descubrió el fuego. Tiempo preciso y temperatura correcta para no generar compuestos tóxicos. Las verduras bien asadas son un espectáculo de sabor.

Las verduras asadas no solo dejan aflorar su dulzor natural, su sabor se acentúa, su textura es riquísima y adquieren un toque ahumado delicioso al paladar. También se trata de una alternativa para cocinar de forma sana, fuera de lo que comemos todos los días y que sin duda hará que muchos quieran probar verduras y añadirlas a sus platos. Una gran opción si en casa hay alguien que dice que no le gustan mucho.

Sin embargo, asar verduras tiene sus secretos, así que, si cuando preparas un pollo con patatas y cebollas estas se queman o se hacen puré, traemos la guía definitiva que buscabas para conseguir asar verduras sin fracasar en el intento. Y no te preocupes, es más sencillo de lo que parece.

¿Cuáles verduras son mejores para asar?

El mundo vegetal es muy amplio, hay muchísimas verduras que son ideales para asar, pero si te preguntas cuales son las que mejor se llevan con este método de cocción, en nuestra experiencia serían estas, pero nunca está demás experimentar en la cocina, te puedes sorprender. 

  • Pimientos: de cualquier color son deliciosos asados y un gran ingrediente para diferentes recetas, una de ellas sin duda la escalivada. Pero también pates vegetales, salsas y cremas.

  • Batata: también conocido como camote o boniato incrementa su dulzor al asarlo. Solo debes pincharlo o cortarlo a la mitad para ayudar a su cocción.

  • Maíz: es un clásico asado, solo deberás estar atento a el y moverlo constantemente. Es mejor para asar a la parrilla.

  • Tomates: enteros en una bandeja en el horno se ablandarán y acentuarán su sabor. Además, su piel se despegará muy fácil.

  • Berenjenas: toman un sabor delicioso, se pueden cocinar enteras con algunos pinchazos o en mitades, siempre con su piel.

  • Cebollas: enteras o en mitades en una bandeja son un vegetal noble que se asa muy bien y desarrolla su dulzor natural.

  • Zanahorias: sin su piel, en una bandeja con un toque de aceite. Solo debes tener cuidado con su tamaño, trata de que este sea uniforme.

  • Remolacha: o como la conocen México, betabel al asarse acentúa mucho su dulzor natural.

  • Calabaza: cortada en trozos gruesos con su piel y sin semillas (no las botes, puedes tostarlas por separado)  

  • Patatas: se pueden asar enteras o en mitades dependiendo de su tamaño. Idealmente hacerlo con su piel y pincharla con un tenedor un par de veces.

  • Coles de Bruselas: en una bandeja y cortadas a la mitad. Se asan muy rápido.

  • Champiñones: se encojen mucho al perder líquido, por lo que deberás colocar una buena cantidad o elegir champiñones grandes. 

  • Ajo: la cabeza completa.

¿Has probado alguna vez frutas asadas? 

Si, en especial si las preparas en la parrilla. Podrías animarte a probar la sandía asada, el durazno cortado en mitades, piña en rodajas, toronja en mitades y manzanas. Son una delicia. Incluso el aguacate, si no está muy maduro puede cortarse en mitades y colocar a la parrilla o el horno un par de minutos. Una locura, pero cierto.

Consejo: no te cases con este listado, hay muchas otras opciones que podrías animarte a probar, calabacín, puerros, alcachofas, hinojo, cebollines, espárragos… Además, siempre opta por las verduras de temporada, el resultado siempre será mucho mejor en cuanto al sabor. 

5 errores comunes que debes evitar al asar verduras

Estos son errores o acciones que debes evitar para lograr verduras asadas a la perfección. 

No precalentar el horno

Al igual que fueras a hornear un pastel o un pan casero, el horno debe precalentarse a 200 a 220 °C al menos unos 15 minutos antes de meter tus verduras. Esto será clave para conseguir verduras jugosas en su interior y caramelizadas en su exterior. De lo contrario las verduras solo estarán suaves, tardarán más en hacerse y el sabor no se acentuará como quieres.

¿En la parrilla? Aplica lo mismo, la rejilla debe estar caliente, y las brazas en su punto óptimo. 

Cortar mal las verduras

Meter una bandeja con trozos grandes y otros pequeños arruinara tu comida. Debes procurar cortar todos del mismo tamaño, no deben ser muy pequeños ya que se secarán y muy grandes se quemarán, pero no cocinarán por dentro. Un tamaño idea es cercano a los 5 cm, para que se puedan comer de un bocado. Esto varía mucho de acuerdo a la verdura que se trate. 

¿Dudas sobre cortar verduras? Este post es para ti. 15 cortes de vegetales y cómo hacerlos correctamente

Olvidar los tiempos de cocción

Aquí influye lo anterior, el tamaño, pero también la dureza. Una verdura muy dura como la zanahoria tardará más en cocinarse que unos tomates. Por ello, empieza de lo más duro a lo más suave y pequeño. 

No calcular la cantidad de grasa

Para un mejor color, que el condimento se pegue mejor y evitar que las verduras se sequen en el horno un poco de aceite es necesario. Sin embargo, no hay que exagerar. Algunas personas caen en el error de no utilizar para hacer light la preparación, y otros agregan aceite casi como si de una fritura se tratara. Ambos extremos están mal. 

Un poco de aceite de oliva o aguacate que cubra ligeramente las verduras no le quitará lo sano a este método de cocción. Unas dos cucharadas por ½ kg de verduras es una buena cantidad, incluso puede usarse en spray, así se distribuye muy bien por todas las verduras. 

Agregar demasiada verdura al mismo tiempo

Al asar las verduras deben tener espacio entre sí, de lo contrario el agua que pierden no se evaporara y en lugar de asarse van a hervirse en su propio líquido. No conseguirás la textura, sabor y color de un asado. Procura agregar solo una capa de verduras con un par de centímetros una de la otra. También toma en cuenta la fuente que usarás, no debe tener paredes altas. 

Dejarlas y no cuidarlas

No se trata de un pastel o un pan, aquí no debes fiarte por completo del tiempo de cocción, debes revisarlas con algo de frecuencia y voltearlas o moverlas al menos en una ocasión para lograr una caramelización uniforme. 

Consejos prácticos para asar verduras sin fracasar

Para terminar, no olvides estos trucos:

  • Cada verdura tiene su tiempo, no es exacto, pero para que tengas una idea: 

    • Setas, berenjenas, calabacín, espárragos, coles y similares se asan rápido. Unos 15 a 20 minutos a 220°C. Mientras que cebollas, puerro y hortalizas como la zanahoria, patata o nabos y verduras muy duras como la calabaza demoran más de 30 minutos. Todo también dependerá del tamaño del corte.

  • Condimenta con más que solo sal y pimienta. Las hierbas son un gran recurso e ideales para añadir sabor. Tomillo, romero, salvia, estragón, pimentón, ajo, jengibre, comino, curry, mostaza en grano. También queda muy bien la ralladura de cítricos como el limón o la naranja

  • Utiliza papel de horno o manta de silicón. Nada peor que asar tus verduras, conseguir el dorado ideal y no poder despegarlas de la bandeja. Así que nunca olvides colocar papel para hornear o ese maravilloso invento de las mantas de silicón donde nada se pega.

Ya lo sabes, asar verduras no es difícil, solo tiene su técnica y con esta guía podrás asar todas las verduras que quieras.  Y si te faltan ideas para cocinar verduras, no dejes de revisar nuestras recetas. Tendrás muchas ideas para comenzar. ¿Quieres más ideas? Únete a nuestro Club

LO MÁS VISTO
VÍDEO RECETAS
calculadora metabólica basal
Meriendas sanas
No te pierdas ninguna receta ¡suscríbete!
Suscríbete y descarga GRATIS el ebook "recetas al estilo La Cocina Sana"
club cocina sana