baja de peso sin dietas
Pechugas de pollo escalfadas ¡Muy sanas!

Pechugas de pollo escalfadas ¡Muy sanas!

RINDE: 2-3 PERSONAS
PREPARACIÓN: 5 minutos
TIEMPO TOTAL: 20 minutos
AZÚCARES AÑADIDOS: 0%
DIFICULTAD: Fácil
RESUMEN PASOS: HERVIR AGUA CON ESPECIAS + PONER PECHUGAS + COCINAR 3 MIN + REPOSO 7 MIN
INGREDIENTES
  • 2-4 pechugas pequeñas
  • 1 litro de agua
  • 1 (o 2-3 pequeños) limón grande
  • Albahaca y jengibre al gusto
  • 1 cucharadita de sal
PREPARACIÓN
  1. Prepara las pechugas y hazles pequeñas incisiones con el cuchillo por la parte más gruesa.
  2. Pon a hervir litro de agua con el limón partido, las especias, el jengibre y la sal.
  3. Cuando rompa hervir introduce las pechugas. No bajes el fuego.
  4. Contabiliza 3 minutos apaga y quita del fuego.
  5. Deja reposar 7 minutos. Quita del agua y comprueba que estén bien cocidas. Guarda en la nevera bien tapadas, o congela en rebanadas.

 

PREPARACIÓN EN THERMOMIX
  1. Prepara las pechugas y hazles pequeñas incisiones con el cuchillo por la parte más gruesa
  2. Pon 1 litro de agua con el limón partido, las especias, el jengibre y la sal en el vaso de la thermomix tm6. Activa el modo hervidor/tetera. Esta función llevará el agua a 100 ºC, cuando termine...
  3. Añade las pechugas y programa 3 minutos a 95 ºC, velocidad cuchara, giro a la izquierda.
  4. Deja reposar 7 minutos. Quita del agua y comprueba que estén bien cocidas. Guarda en la nevera bien tapadas, o congela en rebanadas.


CONSEJO: Si puedes, compra pollo de corral, siempre será más sabroso. Nunca cortes en caliente, puesto que se va a desmoronar, los reposos son fundamentales para que las piezas se atemperen y terminen de cocerse.

CONSEJOS PARA QUE SIEMPRE TE SALGA BIEN LA PECHUGA DE POLLO ESCALFADA
COCINA:
Autor Paola Procell
Paola Procell

CONSEJOS PARA QUE SIEMPRE TE SALGA BIEN LA PECHUGA DE POLLO ESCALFADA

  1. Las pechugas NO deben estar muy frías, mejor que estén a temperatura ambiente. Sácalas del refrigerador una media hora antes. Si están congeladas es necesario que la descongelación se haya realizado de manera adecuada y la pechuga no tenga zonas heladas.
  2. El tamaño de las pechugas para esta receta son pequeñas. Si la pechuga es muy grande, divídela en dos. Podrían salirte hasta 4 pequeñas de una hermosa pechuga de pollo completa.
  3. Es imprescindible un limón grande ( o dos pequeños) y la sal. 
  4. Haz unas pequeñas incisiones en las partes más gruesas para asegurar el cocinado por dentro.
  5. Si después del reposo el interior queda crudo, córtalas y vuelve a poner en el agua de cocción unos minutos más sin que hierva.
  6. Nunca debes volver a hervir el agua con las pechugas, es mejor dejar más reposo que darles calor, la textura de la carne se podría hacer “chiclosa” y estropear la textura que buscamos.
  7. No tires el caldo, podría servirte para hacer otras preparaciones.
  8. La receta lleva albahaca y jengibre, otras ideas para condimentar estas pechugas de pollo saludables son: mejorana, tomillo, menta, romero… 
  9. Duran en el refrigerador hasta 5 días a 4º C, si tu idea es usarla como sustituto de fiambre, congela láminas en bolsas aptas para congelador. No te olvides de poner papel de horno entre lámina y lámina. Así te resultará más fácil separarlas.
  10. Para hacer esta receta también puedes usar pechuga de pavo en vez de pollo.

ESCALFAR,  UNA TÉCNICA PARA HACER MÁS A MENUDO
Las técnicas de cocina están para poder ser usadas, cuando nos quedan los alimentos resecos, insípidos y sin sabor es porque algo falló a la hora de cocinar. Por eso es tan importante ejercitar la cocina todos los días. La falta de herramientas nos hace tropezar con pechugas de pollo resecas.

La pechuga tiene poca grasa y es fácil que nos queden duras y sin sus jugos. Por eso te propongo ¡escalfar pechugas! Conservarás todos los jugos del alimento, quedará suave y con una textura increíble.

Escalfar es una técnica de cocción en húmedo muy usada para verduras y proteínas. El huevo escalfado es la receta más popular y que muy pocas personas pueden hacer bien. El secreto de un buen escalfado está en el control de temperatura del agua, un medio ácido y precisión del tiempo. 

Esta pechuga de pollo es mucho más fácil de hacer que el huevo, por eso me gusta tanto: no es nada complicada de preparar. Siempre te saldrá bien. La textura de la pieza siempre quedará suave y aromatizada gracias al limón y las especias que uses.

El aspecto podrá parecer insípido pero puedes mejorarlo con un dorado exprés en la sartén aunque no hace falta. Queda maravillosa. Te recomiendo que marques la pieza cuando la vayas a usar, es muy rico comerse un bocadillo de pollo saludable caliente.

¿Te animas a escalfar la pechuga de pollo?, espero que sí. Te espero en mi instagram para ver tu receta. PAOLA

LO MÁS VISTO
VÍDEO RECETAS
calculadora metabólica basal
Meriendas sanas
No te pierdas ninguna receta ¡suscríbete!
Suscríbete y descarga GRATIS el ebook "recetas al estilo La Cocina Sana"
club cocina sana