COCINA DE SIEMPRE

La salsa de tomate más saludable: la tuya

La receta más clásica, la salsa de tomate que nunca debe faltar en tu cocina y que te saca de muchos apuros. ¡Podrás elaborar muchos platos sanos con ella!

Salsa de tomate casera muy saludable


  • RINDE:
    2 LITROS
  • PREPARACIÓN:

    10 MIN

  • TIEMPO TOTAL:

    1 HORA

  • AZÚCARES AÑADIDOS:
  • DIFICULTAD:
    FÁCIL

TRITURAR TOMATE + SOFREIR CEBOLLA + GUISAR

  • INGREDIENTES
    • 1500 g de tomate maduro
    • 300 g de cebolla
    • 50 g de aceite de oliva virgen extra
    • 3 dientes de ajo
    • 1 cucharadita de sal -opcional-
    • 1 cucharada de orégano
    • 1 cucharadita de azúcar o de bicarbonato
    PREPARACIÓN
    1. Parte los tomates en cuartos y tritúralos con un procesador de cocina, puede ser un batidor eléctrico, una licuadora americana... Deja los tomates con la consistencia que desees, una salsa en trozos tiene una textura más artesanal.
    2. Parte la cebolla en láminas y añade en una cacerola caliente junto el aceite de oliva y los ajos finamente picados. Sofríe aproximadamente 7 minutos o hasta que la cebolla esté transparente.
    3. Añade el tomate triturado, el orégano, la sal (si la pones) y el corregidor de acidez, es decir el azúcar o el bicarbonato. Cocina a fuego medio-alto 40 minutos a una hora. Deja enfriar.
    4. Conserva en un tarro hermético en el frigorífico a 4º C y utiliza a tu gusto.
    CONSEJO:
    Para corregir textura puedes volver a triturar con el batidor después de cocinar, pero la salsa te quedará de un tono naranja si haces este paso.

comida saludable
COCINA Y FOTOS:

LA SALSA DE TOMATE ES EL MEJOR BÁSICO DE COCINA

Parece que hacer una salsa de tomate casera -estilo abuela- es muy complicado. La falta de tiempo (y de herramientas) y las miles de ofertas que existen en el supermercado hacen que nunca se nos ocurra elaborar nuestra propia salsa. Y la realidad es que son tan pocos ingredientes, y es necesario tan poco tiempo, que te animo a hacerla. La diferencia es enorme en cuanto sabor y nutrición, no hay color. Si la congelas o haces conserva de ella, las posibilidades son infinitas.

Los trucos para hacer una salsa de tomate saludable son más que conocidos. Compra tomate maduro, pon ajo, aceite de oliva, cebolla, orégano, albahaca y sal. Para los más exigentes, se necesitará un ingrediente que corrija la acidez del tomate y para esto está el bicarbonato o el azúcar.
 El azúcar, tan temida, en esta receta cumple la acción de corregir el PH del tomate, se usa tan poca cantidad (0,005% de la cantidad total) que no tiene sentido preocuparse. Sin embargo, para los que por algún motivo no quieran usar este disacárido, pueden intercambiarlo por una cucharita de bicarbonato. Así de simple. Busca tu manera que encaje con tu estilo de vida.
Me preguntarás, ¿cuál es la diferencia?, EL SABOR, aún siendo tan poca cantidad de azúcar, la salsa adquiere un sabor dulzón que más de uno le encantará. Sobretodo a los más pequeños  ¿Vale la pena? Si esto va hacer que una persona se adhiera a su dieta, es mejor usar este recurso antes que abandone y se pase a otras salsas más insanas. La vida no es blanco y negro. Sentido común.

¿QUÉ VENTAJAS HAY EN HACER MI PROPIA SALSA DE TOMATE CASERA? 
El sabor y la calidad nutricional. Tu controlas la calidad de los ingredientes y también la cantidad de sodio, todas las personas con hipertensión podrán controlar este mineral. La cantidad de sodio puede ser modificada a nuestra conveniencia, mientras que en las salsas de tomate industriales no puedes regularla. La cantidad de sodio que aporta esta salsa (sin poner sal) es de 8 mg por 100 g. Ideal para dietas hiposódicas. Puedes sustituir el tomate fresco por tomate entero en lata, lo que nos ahorra tiempo de cocción, y la cantidad de sodio no se ve afectada, aunque siempre te aconsejo que compruebes las etiquetas.

Tener en la nevera o el congelador una salsa de tomate te permitirá salir de muchos apuros cuando no tengas tiempo de cocinar. Por eso, se venden tantos bricks y conservas, la industria sabe que funciona. Ahora la diferencia es que la harás en casa, con antelación y la conservarás. Yo suelo hacer dos litros y la guardo en la nevera en un tarro de cristal hermético y refrigerada a 4º C. Ante la duda siempre la hiervo de nuevo para asegurarme de que no tenga microorganismos.

Esta salsa de tomate casera es perfecta para prepararla con antelación como el famoso fenómeno "BatchCooking". De esta manera muchas comidas y muchas cenas serán sólo abrir o descongelar la salsa de tomate y preparar recetas saludables en tan solo 15 minutos. ¿Qué te parecen unos huevos rancheros?. Es una receta mexicana que lleva tortilla de maíz frita, un huevo a la plancha y regados con salsa picante con mucho tomate. No quiero olvidarme de las recetas más clásicas con salsa tomate como una pasta de espaguetis a la boloñesa, pizzas, arroz a la cubana o un buen guiso vegetariano a base de garbanzos con acelgas u otras verduras. Las opciones son infinitas.

No esperes más y empieza a organizar tu cocina para elaborar esta receta, no te arrepentirás. ¡Es deliciosa! Estoy deseando ver los resultados en sus cocinas. PAOLA.

TE ESPERO EN MI INSTAGRAM @paola_lacocinasana y FACEBOOK PARA QUE COMPARTAS LA RECETA CON EL HASHTAG #lacocinasana

Comentarios (0)

Valoración de 0 sobre 5 basado en 0 votos
Todavía no hay comentarios

Deja tus comentarios

  1. Publicar comentario como invitado.
Valora este post:
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir su ubicación
Te puede interesar
No te pierdas ninguna receta ¡suscríbete!

Suscríbete para estar al día con las recetas y noticias de La Cocina Sana

QUIÉNES SOMOS

EN LAS REDES

AVISO LEGAL
lacocinasana.com es una marca registrada
© 2020 LA COCINA SANA ™
LICENCIA
CONTACTO
DISEÑO: RED COBOT