Los 5 alimentos más inflamatorios que tienes en tu cocina

Descubre por qué lo haces mal

Los 5 alimentos más inflamatorios que tienes en tu cocina

¿Quieres perder peso, pero no terminas de ver resultados? Puede ser que estes consumiendo dentro de tu dieta habitual alimentos inflamatorios. ¿Quieres saber cuáles son?

La dieta diaria que llevamos influye en gran medida en el nivel de inflamación de nuestro cuerpo. De hecho, la inflamación es un proceso natural, un mecanismo de defensa del organismo para protegerse de agresiones. Sin embargo, el problema está cuando no se trata de una reacción puntual, sino que es algo que se mantiene en tu organismo. En este caso, puede favorecer diferentes afecciones y enfermedades graves como las cardiovasculares, obesidad, diabetes e incluso diversos estudios asocian la inflamación con el Alzhéimer.

Pero… ¿Cuáles son estos alimentos que tienen más potencial inflamatorio dentro de nuestro organismo? Veamos.

1. Alimentos azucarados (azúcar)

La famosa azúcar de mesa encabeza la lista, está presente en una gran cantidad de productos procesados incluso escondida. Bebidas gaseosas, zumos de fruta endulzados con ella, golosinas de todo tipo, pasteles, hasta el café de la mañana si le agregas una o dos cucharaditas de azúcar son opciones que debes limitar casi por completo y buscar versiones saludables. ¿No sabes cómo eliminar el azúcar de la dieta? No te pierdas todas las recetas de postres que tenemos en La Cocina Sana. 

La sacarosa, otro de sus nombres, está compuesta por glucosa y fructosa, y es ampliamente conocido que no se trata de un alimento que no debamos tener en casa, y que hace estragos en los procesos de pérdida de peso. Pero, además, tiene un poder inflamatorio elevado que abre las puertas a diferentes enfermedades como obesidad, diabetes, hígado graso, cáncer, enfermedad renal crónica, entre otras. Hay muchas alternativas para endulzar, desde las frutas hasta maravillas de la naturaleza como la stevia o la fruta del monje. 

2. Grasas trans o refinados

Son muchos por no decir la mayoría de los “alimentos” procesados que están repletos de grasa trans, y que pueden contribuir de gran manera a la inflamación crónica. Estas grasas no son naturales, el cuerpo no sabe qué hacer con ellas y por eso reacciona activando su mecanismo de defensa para protegerse. 

¿Qué son las grasas trans? Se trata de las más insanas que existen, y se forman al hidrogenar grasas no saturadas en estado líquido para convertirlas en sólidas. Un ejemplo claro de ellas son las margarinas, un producto perjudicial que lastimosamente ha entrado en la dieta habitual de millones, pero con un potencial inflamatorio altísimo. 

Estas grasas artificiales pueden incidir en el aumento de enfermedades cardiovasculares, aumentar el colesterol malo y disminuir el bueno (HDL). Y si te preguntas en qué otros alimentos la puedes encontrar, está la bollería industrial, las palomitas de maíz para microondas, entre muchos otros. 

3. Carbohidratos refinados

Por estos carbohidratos a base de harinas refinadas es que viene la mala fama de los carbohidratos en general. El pan blanco, los pasteles, galletas son ejemplos claros dónde podemos encontrarlos. Se trata de alimentos que promueven la inflamación, dificultan o estropean la perdida de peso, y favorecen el crecimiento de bacterias intestinales inflamatorias, además, tienen un índice glucémico alto elevando la azúcar en sangre y todos los efectos que esto genera. 

¿Qué hacer? Optar por los hidratos de carbono integrales y ricos en fibra (vegetales de hojas verdes, tubérculos, cereales integrales, frutas…) que son una excelente opción dentro de cualquier tipo de alimentación. 

4. Bebidas alcohólicas

Este tema es bastante controvertido entre distintos especialistas de la salud. Mientras algunos consideran que el consumo moderado de ciertas bebidas como el vino ofrece diferentes beneficios, otros concuerdan en recomendar el consumo cero de alcohol. En todo caso, si hablamos de un consumo excesivo, la respuesta es clara, es altamente inflamatorio.

El consumo excesivo de bebidas alcohólicas genera una inflamación que puede llegar a causar serios daños en los órganos. ¿Cuánto se considera seguro? Máximo dos copas para los hombres y una para las mujeres. No más que eso.

5. Endulzantes artificiales 

Si, aunque se muestren como una opción muy tentadora para endulzar sin las calorías del azúcar común, los endulzantes artificiales no son tan buenos como los hacen ver. Su consumo frecuente puede generar un desbalance en el intestino de las bacterias buenas y malas, lo que se traduce en aumento de peso e inflamación.

Si buscas endulzar bebidas o postres y evitar el azúcar, otro alimento inflamatorio, la alternativa son las mismas que dimos arriba, stevia, monk fruit, el dulzor natural de las frutas... Además, debes saber que los endulzantes al igual que el azúcar de mesa tiene muchos nombres. Aspartamo, sucralosa, acesulfamo, sacarina son algunos de ellos. Así que nunca olvides leer las etiquetas nutricionales de todo lo que compres. 

Otros alimentos inflamatorios que debes limitar su consumo son los aceites vegetales y de semillas (maíz, palma, soya, cártamo, canola), carnes procesadas (tocino, salchichas, carne ahumada) y comidas fritas.

¿Qué alimentos protegen de la inflación? 8 alimentos antiinflamatorios

Así como hay muchos alimentos que nos inflaman (que como seguro notaste, no son naturales) también hay muchos que tienen el efecto contrario y que si no los tienes en tu cocina deberías salir y comprarlos. Estos son:

  1. Cúrcuma: al natural o en polvo, es conocida por sus propiedades antiinflamatorias. Se puede utilizar en diferentes comidas para sazonar carnes, en arroces, en batidos…

  2. Aceite de oliva virgen extra: es una grasa monoinsaturada, principal fuente de ácidos grasos Omega 3 con múltiples beneficios para la salud cardiovascular. Ensalada, sofritos, una tostada con una cucharada de aceite encima… son muchas las formas de incorporarlo a la dieta.

  3. Pescado azul: otra gran fuente de Omega 3, que reduce la inflamación y favorece la prevención de afecciones cardiacas y renales. Sardinas, salón, caballa son algunas opciones.

  4. Crucíferos: como el brócoli y las coles de Bruselas por sus propiedades antioxidantes y depurativas son alimentos con acción antiinflamatoria en el organismo. Además de proteger contra enfermedades cardiacas e incluso cáncer.

  5. Frutos del bosque: arándanos, moras, frambuesas, son bombas de antioxidantes, vitaminas, fibras que frenan la inflamación. 

  6. Alimentos probióticos: además de su comprobada eficacia para mejorar el estado de la flora intestinal, tienen un efecto depurativo y antiinflamatorio. Entre estos alimentos está el yogurt, el chucrut, el kimchi, el té de kombucha y el kéfir. Del que puedes encontrar una receta increíble aquí.

  7. Aguacates: si, además de todos los beneficios de los aguacates, podemos sumar su efecto antinflamatorio.

  8. Té verde: una bebida muy saludable con múltiples beneficios para la salud gracias a sus antioxidantes y propiedades antiinflamatorias.

¿Conocías todo lo que esconden estos alimentos procesados y lo que pueden desencadenar en tu cuerpo? Limítalos de tu dieta, y no solo verás como tu peso y composición corporal mejoran, sino también tu salud, eliminando un constante estado de inflamación que si perdura puede provocar múltiples enfermedades.  Necesitas ayuda para comer mejor, Únete al Club Cocina Sana.

LO MÁS VISTO
calculadora metabólica basal
Meriendas sanas
No te pierdas ninguna receta ¡suscríbete!
Suscríbete y descarga GRATIS el ebook "recetas al estilo La Cocina Sana"
club cocina sana